ViveOnline

Carolina Muñoz: «El microrrelato resulta una manera ligera y profunda de conectar con mis seguidores»

Aunque no nació en Internet ni en las redes sociales, el microrrelato ha conseguido fama mundial gracias a estos medios.

Algunos de los mejores escritores de la historia como Jorge Luis Borges, Julio Cortázar o Gabriel García Márquez han escrito muchos microrrelatos memorables.

Carolina Muñoz es una de las jóvenes promesas que cultivan con bastante frecuencia y éxito este género literario en sus perfiles reales.

El amor, el desamor, la pasión y la sensualidad son los principales temas que trata en sus maravillosas narraciones.

Una definición muy personal
El microrrelato es un género literario que siempre ha estado presente en la literatura. Si examinamos con mucha atención la Biblia, tratando de averiguar sus interioridades o detalles menos manifiestos, podríamos encontrar muchas historias breves que podrían ajustarse a lo que conocemos como microrrelato. 
 
Pero ¿qué es un microrrelato? El microrrelato es un texto narrativo muy breve que cuenta una historia. No es un poema en prosa ni un cuento ni una fábula, aunque algunas veces se apoye en algunas de las principales características de estos tres géneros literarios reforzados por las tradiciones, costumbres, prácticas, estilos, creencias, ritos, mitos o leyendas. 
 
El microrrelato ha conseguido transcendencia mundial gracias a ese gigante llamado Internet. Aunque no nació en este medio, este célebre género literario es globalmente conocido gracias a la simplicidad en la que nos sumerge la red y, sobre todo, a la agilidad que buscan los lectores digitales que acuden a ella. En la actualidad, es sencillo encontrar multitud de bitácoras dedicadas exclusivamente al microrrelato y a los autores que publican regularmente en sus blogs personales
 
Dejando a un lado los blogs, las redes sociales son las estructuras ideales para compartir los textos de un género narrativo quizás algo infravalorado por el gran público, pero que abarca una larga historia consolidada por autores tan importantes como Jorge Luis Borges, Julio Cortázar, Gabriel García Márquez, Augusto Monterroso o Mario Benedetti, piedras angulares del género debido a que han escrito bastantes de los considerados mejores microrrelatos de la historia.
Imaginar con muy pocas palabras
Un microrrelato tiene que explicar de manera exacta, con muy pocas palabras, todo un mundo. Para conseguirlo, cada palabra, cada adjetivo, cada sugerencia, debe ser cuidadosamente seleccionada para que el resultado sea tan potente y atractivo como cualquier otra narración más extensa.
 
Aunque ahora mismo solo escribe por placer, Carolina Muñoz es una de las jóvenes promesas del microrrelato, minicuento, ficción bonsái o cuento ultrabreve (lo podéis llamar como queráis) con mayor protección y potencial para lograr algo grande durante los próximos años. La ardiente pasión que le imprime a todas sus historias nos transporta a un universo lleno de sensualidad, en el que los sentidos son los grandes protagonistas. Historias que cuentan el jubiloso principio y el mustio final del amor donde el erotismo y lo físico se encuentran suspendidos en un ingrávido musitar. 
 
Carolina se imagina su vida como si del guion de una película romántica se tratase y con sus ardientes palabras (entre lo inocente y lo sibarítico) descubrimos que el mundo es un lugar lleno de placer que se encuentra envuelto en un sotisficado halo de misterio, romanticismo y nostalgia. 
 
Nuestros cuerpos entrelazados
por la hiedra de una pasión
que a la razón se come
a mordiscos. 
Caída libre de besos
que se estrellan en la piel. 
Y tus manos grilletes, 
esposas de libertad, 
que me conducen presa al Edén
de un orgasmo que grita tu nombre bajito
en el patio de tu oído. 
 
Carolina Muñoz
Convertir tu profesión en una pasión

Pregunta. ¿A qué te dedicas profesionalmente?

R. Actualmente soy asesora académica en un centro de formación que comercializa distintas acciones formativas a nivel nacional e internacional.
 
P. ¿Cómo definirías tu carrera profesional hasta el momento y hasta dónde te gustaría llegar en tu profesión? 
 
R. Defino mi carrera profesional como camaleónica y todoterreno, ya que he trabajado en diversos sectores y por diferentes vías para tratar con el cliente. Mi deseo y compromiso es aportar profesionalidad, buen hacer donde esté y, por supuesto, aderezado siempre con entusiasmo y optimismo, que son mis señas de identidad. Pongo pasión en todas mis aventuras laborales.
 
P. ¿Qué es lo que más valoras de tu trabajo? ¿Y aquello con lo que más disfrutas?
 
R. Lo que más valoro es la oportunidad de poder conectar con gente en todo el mundo. Cada venta telefónica es un desafío, un viaje al corazón de las inquietudes formativas y deseos de crecimiento personal y profesional de una persona. Lo que más disfruto es poder ayudar a mis clientes mediante una escucha activa que me permite ofrecerles la formación que se ajusta a sus necesidades. Y también que sientan mi honestidad y cercanía desde el otro lado del teléfono.
 
P. ¿Cuándo comenzó tu interés por el mundo de la literatura?
 
R. Desde niña me ha apasionado leer y escribir. Recuerdo que en el colegio devoraba los libros de El barco de vapor. Llegué incluso a recibir un premio por el número de ejemplares que leí en un mes. También me viene a la mente una historia (novela) que por fascículos fui redactando en las horas libres de tutoría. Las hojas las pasaban de pupitre a pupitre y descubrí que mi escritura suscitaba interés. Había compañeros que se acercaban y me decían: «¿Qué va a pasar en el próximo capítulo? No mates a este personaje».
«Necesito escribir tanto como respirar»
P. ¿Desde cuándo escribes?
 
R. En la etapa de la educación primaria comienzo a hacer mis primeros pinitos en mi tiempo libre. A raíz de que mi abuelo descubre una reseña que escribí sobre su restaurante, la cual mandó a publicar en un periódico local, empieza en ese momento a acrecentarse mi interés por la escritura, destacando algún profesor mis artículos en el Bachillerato. La fascinación que siento por la expresión y la comunicación me llevó unos años después a estudiar Periodismo en la Universidad de Málaga. Es en aquel entonces cuando de manera pública me lancé a publicar mis historias en la red social Twitter. 
 
P. ¿Cuáles son los poetas/escritores que más admiras?
 
R. Me encantan Pablo Neruda, Mario Benedetti y Jane Austen. Añadiría también las letras de cantautores como Alejandro Sanz, Antonio Orozco, que recomendó una de mis historias, David de María, el cual me sigue, o Pablo Alborán, Dani Martín y Funambulista. A menudo, la escritura sonora de ellos me inspira cuando escribo.
 
P. ¿Por qué elegiste el microrrelato para expresar tu prosa?
 
R. Porque es un tipo de escrito que me permite desarrollar mi inspiración diaria, necesito escribir tanto como respirar. Y además converge en mí la satisfacción de poder estar presente en la rutina de mis seguidores ya que hay mucha gente que le encanta y necesita leer, pero disponen de poco tiempo para hacerlo de un modo extendido en su día a día. En ese sentido, el microrrelato resulta una manera ligera y profunda de conectar con ellos.
 
En busca del tiempo vital
P. ¿Qué cosas te sirven de inspiración a la hora de escribir tus microrrelatos?
 
R. Todo cuanto nos rodea es motivo de inspiración. Soy reflexiva con mi propia experiencia de vida y observadora de las demás. Todos somos espejo y reflejo. Siempre digo que el ser humano es complejo, pero hay inquietudes y deseos que son universales. En el fondo no somos tan diferentes ante las grandes preguntas de la existencia. La diferencia está en cómo decidimos responderlas.
 
P. ¿Se puede escribir sin inspiración?
 
R. Cuando no hay inspiración es cuando más necesidad tienes de escribir. De ahí los distintos géneros, la belleza dura de una obra dramática o la suave de una romántica. Siempre hay inspiración porque la vida se alimenta de experiencias. 
 
P. ¿Es la escritura la mejor forma de expresar lo que dice tu corazón?
 
R. Sin lugar a dudas, sí. La escritura, con independencia del talento que se tenga al hacerlo, es un proceso terapéutico de encuentro con el mundo interior de uno, de sacar a la luz y compartir. Es una pausa necesaria y sana de hacer.
 
P. ¿Alguien que trata de transmitir los sentimientos de sus personajes tiene reparos a la hora de transmitir los suyos propios?
 
R. Creo que detrás de todo artista creativo hay un alma sensible y su obra está impregnada de esa bella esencia desvergonzada y generosa, que llega en este caso al lector. El corazón de un escritor es un océano con cierto misterio, pero en cuyas aguas el lector encuentra identificación.
 
P. ¿Le dedicas muchas horas a la escritura?
 
R. Sí, sobre todo, espacio diría mi móvil. Cualquier ratito libre es bueno para abrir la aplicación de Notas y dejar fluir lo que alguien o algo cotidiano me haya inspirado. Pasan cosas extraordinarias todos los días si miramos despacio.
 
P. ¿Cuál es tu parte favorita de este proceso creativo?
 
R. Me encanta cuando juego a crear con figuras literarias. Activan mi imaginación, me maravilla cómo dotan de cuerpo y riqueza al relato. Mis favoritas son la metáfora, el símil, la sinestesia, la metonimia y la sinécdoque.
En el corazón del lector
P. ¿Cuáles son tus grandes referencias en el mundo de la literatura?
 
R. Jane Austen, Nicholas Sparks, Isabel Allende, Margaret Mazzantini, Franz Kafka. Bécquer, por supuesto, un clásico atemporal. Marwan y su poesía me encandilan.
 
P. ¿Cuáles son tus libros favoritos?
 
R. Orgullo y Prejuicio, El cuaderno de Noah, La casa de Bernarda Alba, La casa de los espíritus, 20 poemas de amor y una canción desesperada, La palabra más hermosa, La metamorfosis.
 
P. ¿Cuál ha sido el mayor reto al que te has enfrentado a la hora de escribir?
 
R. Escribir pensando en el dolor y las heridas que dejan ciertas experiencias traumáticas.
 
P. ¿Hasta el momento, ¿de cuáles de tus microrrelatos estás más orgullosa?
 
R. De uno que escribí sobre el drama de la inmigración. Fue emocionante ahondar en ello y removió mucha consciencia social a través de los sentimientos que transmitía.
 
P. ¿Qué valores y competencias crees que debe tener una persona para poder escribir?
 
R. Empatía para meterse en la piel de los personajes. Humildad para adentrarse en lo que quiere contar. Inquietud por leer, ya que cuanto más lees mayor es la riqueza, no solo del vocabulario empleado, sino del conocimiento sobre otras referencias y experiencias de las que beber. 
 
P. ¿Crees que las redes sociales son la mejor herramienta para que las escritoras podáis conectaros con el público actual?
 
R. Sí, vivimos en la era digital y la presencia ha de estar donde el público esté. Las redes sociales son hoy el nuevo mercado, el punto de encuentro de la oferta y la demanda.
 
P. ¿Nos puedes recitar alguno de tus microrrelatos?
 
«Salitre con sabor a lágrimas,
Futuro a merced de las olas.
Extranjero me llaman con dinero,
sin papeles, en ausencia de sustento.
Huí del horror, busqué un destino mejor.
Patera que transporta pena,
la del hombre que no sabe si quizás muera,
la del niño que sueña con llegar a tierra,
la de la mujer que atrás dejó su tierra.
¿Aprovechados por huir de una guerra?
Gente me señala por encima del hombro
extraños somos en vacío de humanidad.
Y musito impotente,
¿por qué me juzga?
¿por qué no me pregunta?
Aparque su juicio,
siéntese en mi corazón».
 
P. ¿Qué proyectos literarios tienes para este año?
 
R. Seguir escribiendo y perfeccionando mi talento. También estoy abierta a las colaboraciones interesantes que puedan surgir.
 
P. ¿Les puedes mandar un mensaje de agradecimiento a todos los seguidores que están leyendo este artículo?
 
R. Ha sido un placer compartir con vosotros este rinconcito de mí, escribir, que de tanta alegría me provee cuando lo comparto con los demás. Seguimos conectando en Twitter, @CarolinaMnzFdez

Alma inquieta, pasional y onírica, Carolina Muñoz nos ha abierto su corazón para dejarnos entrever sus emociones y pasiones. ¡Muchas gracias Carolina por dejarnos esta lluvia de sentimientos y una parte de tu tiempo para esta entrevista! ¡Estamos seguros que si continuas así te auguramos un futuro prometedor en el mundo de las letras!

¿Qué puedes decirnos sobre Carolina? ¿Has leído alguno de sus microrrelatos? Déjanos tu respuesta y comparte ¡Muchas gracias!

2 comentarios en “Carolina Muñoz: «El microrrelato resulta una manera ligera y profunda de conectar con mis seguidores»”

  1. Wow, fantastic blog layout! How long have you been blogging for?
    you make blogging look easy. The overall look of your site
    is wonderful, as well as the content!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *