ViveOnline

Jesús Bengoechea: «El periodismo deportivo no tiene por qué ser objetivo»

Los medios de comunicación deportivos atraviesan por un momento de difusión muy importante con el nacimiento de nuevos canales especializados en los distintos soportes. 


Dentro de este grupo de nuevos canales de comunicación deportivos sobresale La Galerna, un medio de opinión y entrevistas vinculado al Real Madrid, que cumple seis años el próximo 21 de mayo. 


Al frente de La Galerna está Jesús Bengoechea, un economista reconocido enamorado de los viajes, reconvertido en un importante periodista deportivo y entrevistador. La creación de este medio de comunicación le ha brindado la oportunidad de dedicarse casi por completo a una de sus mayores pasiones: el Real Madrid. 

Comunicación y deporte

El deporte, a pesar de verse seriamente perjudicado por la crisis sanitaria, social y económica que estamos viviendo, responde cada día a un mayor número de necesidades y demandas sociales: ocio, educación, salud, espectáculo… transformándose en un sector económico de máxima importancia. Dentro de este contexto, los medios de comunicación ocupan un papel muy importante. Pero necesitan utilizar adecuadamente las herramientas comunicativas para orientar los flujos de información hacia la consecución de los objetivos estratégicos que les son propios. Como fenómeno cultural más seguido y practicado desde comienzos del siglo XX, el deporte no solo se erige actualmente como el producto informativo de mayor interés global y éxito social en la mayoría de los países, sino que además ha sido capaz de expandirse y evolucionar labrando angostos nexos con la comunidad de habitantes a la que pertenece. De esta manera, cumple con su función de herramienta civilizadora y constructora del tejido social. El vínculo entre medios de comunicación y deporte ha sido determinante para la configuración de las identidades y estructuras nacionales. Históricamente, el poder de seducción que tiene el deporte ha sido muy bien utilizado por el periodismo, que ha exhibido los éxitos de deportistas y equipos hacia la comunidad a la que representan. Siempre con la intención de despertar el interés de los ciudadanos. La programación deportiva es una de las ofertas más atractivas de las principales cadenas de radio y televisión, ya que sus espacios suelen ser los más escuchados o vistos. Y también en los más deseados por las empresas periodísticas para obtener audiencia (sobre todo a través de las retransmisiones en directo de competiciones deportivas) y publicidad

En la época en la que nos encontramos, la comunicación deportiva se presenta como un área de infinitas oportunidades de investigación, uso empresarial y desarrollo profesional. Dicho esto, los medios de comunicación han traspasado lo físico para estructurarse con el mundo electrónico. Podemos leer una noticia en un periódico impreso o en su versión digital, así como escucharla por la radio, verla por televisión o saber de ella a través de las redes sociales. Estos diferentes procedimientos se mezclan y en vez de estar separados están en armonía en un mismo sitio. También debemos tener claro por qué la comunicación digital es el medio que más se utiliza hoy en día para comunicarnos. Ya sea a través de mensajes, imágenes, vídeos o aplicaciones todo esto se lleva a cabo mediante recursos tecnológicos como teléfonos inteligentes, tabletas u ordenadores. Así observamos cómo el mercado ha ido avanzando de forma escalonada hacia el formato digital, principalmente en los medios de comunicación. 

Una ilusión cumplida

El periodismo deportivo destaca como una modalidad informativa de indudable impacto social, sobre todo por la universalidad de la materia que aborda y por su gran posición cosmopolita. En los últimos años, esta área informativa atraviesa por un momento glorioso de expansión con el nacimiento de nuevos medios de comunicación especializados en los diferentes soportes, lo que ha supuesto una profunda transformación en su estructura. Este terreno periodístico se ha convertido en un campo innovador y de insólita rapidez, diferenciado por su constante búsqueda de nuevas maneras de narrar historias aprovechando las nuevas tecnologías. Dentro de este grupo de flamantes canales de comunicación deportivos, nacidos al amparo del mundo digital, destaca La Galerna (lagalerna.com), un medio de opinión y entrevistas relacionado con el Real Madrid. Desde su creación en 2015 (está a punto de cumplir seis años de existencia), La Galerna se ha convertido (apoyándose en el uso de las redes sociales) en la web que nos ofrece la mejor información deportiva sobre el Real Madrid. Y lo ha conseguido gracias a un nutrido y fabuloso grupo de colaboradores comandado por Jesús Bengoechea, un economista de élite, fiel amante de los viajes, reconvertido en destacado periodista deportivo y entrevistador. Pero también mediante una insuperable mezcla de análisis impetuoso e introspectivo. 

Jesús derrocha madridismo por los cuatro costados y la creación, tras unos años de indecisión, de La Galerna le ha dado un impulso novedoso a su vida y la gran oportunidad que llevaba mucho tiempo esperando: dedicarse en cuerpo y alma al Real Madrid, una de sus grandes pasiones. Aparte de editar y escribir en este diario deportivo online, nuestro invitado de hoy trabaja como colaborador en Real Madrid TV y es socio compromisario de este prestigioso club tras más de 30 años de socio. A Jesús le gusta tanto escribir que incluso ha publicado una novela, Alada y riente, que, según sus propias palabras, «no ha leído ni el Tato, incluida mi madre». A pesar de este pequeño e inesperado traspiés, no pierde ni un instante la ilusión de escribir otro libro, «a ser posible que no tenga nada que ver con el fútbol».

No se puede perder la esperanza

Pregunta. ¿Cuándo supiste que querías ser periodista deportivo?
Respuesta. Supongo que la respuesta más exacta es: nunca. Sí quise vagamente, de pequeño, ser periodista, aunque no necesariamente deportivo. Pero Periodismo no me parecía una carrera muy seria, así que estudié Empresariales. Una vez finalizada, y tras un par de años ejerciendo los oficios más peregrinos, encontré un trabajo como periodista económico. De ahí se quedó lo del periodismo, pero se cayó lo de la economía, pese a ser ese mi bagaje académico. Monté La Galerna para aunar dos pasiones, como son la escritura y el Real Madrid. Así que me hice periodista deportivo, sorprendiéndome a mí mismo. Por eso digo que nunca.


P. ¿Cuál ha sido tu trayectoria hasta llegar aquí?
R. Fui periodista y productor en varias agencias, incluida la mía propia, entre 1999 y 2012. Eran agencias especializadas en la realización de reportajes económicos sobre países, lo que me llevó a pasar temporadas largas (entre 3 y 6 meses de media) en diferentes países, sobre todo de África e Iberoamérica. Antes del nacimiento de mi hija, tercera representante de mi descendencia (ahora tengo esa niña y tres niños más), mi mujer me preguntó si tenía previsto estar en España para el parto, y comprendí que había llegado el momento de poner fin a esa vida nómada, lo que conllevó la necesidad de reinventarme. Anduve a tientas un tiempo y luego monté lagalerna.com. También he publicado una novela, Alada y riente, que literalmente no ha leído nadie, incluida mi madre. Me gustaría escribir otro libro, a ser posible que no tenga nada que ver con el fútbol.

P. ¿Por qué se dice siempre que el periodismo es una profesión vocacional? ¿Se puede ser periodista sin vocación?
R. Ya lo creo que se puede. No creo que haya en España muchos periodistas deportivos con auténtica vocación. La clase periodística española tuvo 31 años para investigar a Ángel María Villar y no hizo absolutamente nada al respecto. ¿Qué mejor prueba queremos?


P. ¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión?
R. La posibilidad de tratar y conocer a auténticos mitos del madridismo, desde Gento a su sobrino Joe, pasando por Arbeloa o Roberto Carlos. También disfruto muchísimo haciendo televisión (sigo colaborando en Real Madrid TV). Me lo paso bien. No me quejo, aunque varios días a la semana (no todos) tenga que dormir poco para escribir el portanálisis de La Galerna
.

Luces y sombras

P. ¿Siempre has tenido claro cuáles eran tus metas profesionales? R. No. Me he pasado la vida sin saberlo exactamente y tal vez ya sea demasiado tarde para tomar ese tipo de decisiones de juventud. Tengo 51 años y sigo siendo un verdadero catacaldos.


P. ¿Qué satisfacciones te ha dado esta profesión? R. Los años que pasé con aquella vida nómada, de Ghana a Polonia pasando por Ecuador, fueron lo más enriquecedor que he hecho jamás. Algunas de las experiencias que pude vivir están recogidas (convenientemente noveladas porque tengo esa jeta) en mi blog personal jesusbengoechea.wordpress.com. Con un poco de suerte, algún día convertiré todo eso en un libro.


P. ¿Qué se debe hacer para triunfar en el periodismo deportivo? R. Obedecer al señor tu dios Aleksander Ceferin y, si te pilla muy lejos para obedecerle, a su vicario en España Javier Tebas.

P. ¿A qué se debe el auge del periodismo deportivo?
R. Más bien diría que hay un auge del fenómeno «gente hablando de fútbol», que no es exactamente lo mismo. Se debe a que llevamos ya mucho tiempo escuchando a gente hablar de fútbol, precisamente, y ya no sabemos vivir sin ello. Queremos más. De hecho, es como cuando estás a dieta y no puedes más, pero te comes otro donut para terminar de deplorarte. Es una droga, como el hachís o la burundanga. Crea adicción.


P. ¿El periodista deportivo debe ocultar que es aficionado de algún equipo?
R. Al contrario. Debe confesarlo si es que tiene preferencias (siempre las tiene). De este modo, el lector/espectador/oyente puede filtrar las opiniones del periodista. Es lo más honesto.

La versatilidad de Bengoechea

P. ¿A qué periodistas deportivos admiras?
R. A Juanma Rodríguez, que es mucho más que el brillante comunicador/showman que demuestra ser en El chiringuito. Hay gente que no sabe que Juanma escribe de maravilla, con un dominio pasmoso del recurso irónico. Pero Juanma es uno entre muchos: Jesús Alcaide, Paul Tenorio, Siro López… Quizás os preguntéis si me gusta alguno que no sea madridista. Sí. José Damián González, Rafa Cabeleira… Tengo buenos amigos en el gremio. Otro de ellos es Tomás González Martín, de ABC, un clásico del periodismo deportivo español y uno de los personajes más fascinantes que caminan sobre este mundo. Y por supuesto todos los que escriben en La Galerna, sean o no periodistas de carrera.


P. ¿Cuál dirías que ha sido el mejor momento que has vivido a nivel profesional? 
R. Hay muchos. Que un ministro de México o de Nigeria te felicite por la entrevista que acabas de hacerle, o que lo haga su departamento de comunicación, es impagable. También lo es que un amigo barcelonista te diga: «Ojalá existiera una Galerna culé».

P. A nivel profesional, ¿hay algo que todavía no has hecho y que te gustaría hacer?
R. Más bien os hablaría de algo a lo que me ilusionaría retornar. Querría volver a hablar o escribir de cine. Ejercí una temporada como crítico en una web llamada La Cabecita. Modestamente, creo que ahí dejé los mejores textos de mi vida. Tan modestamente que me permito dejar aquí un par de enlaces por si a alguien le apetece juzgar: http://www.lacabecita.com/2015/02/el-pais-de-las-maravillas-y-la-pelicula-de-los-horrores/ https://www.lacabecita.com/2014/01/dias-sin-huella-un-wilder-sin-piedad/.


P. ¿Crees que existe el periodismo deportivo objetivo?
R. No. Ni falta que hace. Hace falta un periodismo decente y racional. Es decir, que sea capaz de superar las fobias y filias personales para informar y/o opinar con credibilidad. De hecho, si existiera la objetividad tendría poco mérito el hacerlo bien, el actuar con racionalidad.


P. ¿Cuántas horas del día dedicas a ver deporte?
R. Partidos completos veo los justos: todos los del Madrid y algunos de sus rivales directos. Lo que sí veo es muchos resúmenes de partidos. Para eruditos del fútbol, ya tengo cerca a Ramón Álvarez de Mon y Alberto Cosín, a quienes frío a preguntas.

De valores y amistades

P. ¿Qué le dirías a alguien que quiere iniciarse en el mundo del periodismo deportivo?
R. Que lea mucho (no necesariamente de deportes). Y que estudie gramática y ortografía. Si sabe poner puntos, comas y tildes, el mundo será suyo, porque habrá muy pocas personas de su generación que sepan ponerlos. Y supongo que para entonces aún habrá editores a quienes esto les importe y que, por ello, les contraten. Luego, aparte, está el placer de hacer las cosas bien porque sí, y escribir como Dios manda, que es una cosa de higiene aunque ya nadie lo crea. Un texto con las tildes mal puestas es como un sobaco maloliente.


P. Danos cinco razones por las que eres del Real Madrid.
R. 1. Porque es lo más mainstream del mundo y, sin embargo, apareja ciertas dosis de malditismo por el odio que se le tiene al Madrid. Esa dualidad me estimula.
2. Mi inolvidable primo Luis Martí Regalado y su vicario en la tierra, mi hermano Ignacio.
3. Un gol al Málaga de Ricardo Gallego, desde Padre Damián, en mi primera visita al Bernabéu. Se lo anularon por fuera de juego posicional de Pineda. Pagaría por verlo repetido.
4. Porque el Real Madrid no es el bien absoluto, claro, pero sí lo más parecido al bien absoluto que existe en este perro mundo. Es ética, es estética y es triunfo. El Real Madrid es infinitamente más grande que el fútbol. El fútbol no merece al Real Madrid. Cada día menos. Se ha visto bien claro hace bien poco, ¿no? Soy absolutamente maniqueo en esto.
5. Roberto Carlos.


P. ¿Cómo comenzó el proyecto de La Galerna?
R. Nace por la necesidad de reinventarme y por mi amor al Madrid. Había muchas y respetabilísimas webs madridistas en la escena, pero ninguna con las trazas que yo quería darle. Así que me lancé. Se trataba de hacer algo de calidad desde la devoción por la institución. Admiraba mucho a los que escribían sobre el Madrid en la era de Mou: Hugues, Jabois, Bustos, Gistau (q. e. p. d.)… Aunque la mayoría fueran más jóvenes que yo, La Galerna nace bajo su inspiración. A varios de ellos he intentado ficharlos en diferentes momentos, pero todos me han mandado cariñosísimamente a paseo. Y han hecho muy bien. La mayoría son ahora gente muy importante. Se lo merecen, me alegro por ellos. La Galerna tampoco anda falta de calidad: Escohotado, Carlos Mayoral, Itxu Díaz, Ángel Antonio Herrera, Fantantonio, Mario de las Heras, Ramón Álvarez de Mon, María Carbajo, Joe Llorente, Athos Dumas, Fred Gwynne, los hermanos Faerna, Manuel Matamoros y tantos otros.


P. ¿Cuántas personas formáis el equipo de La Galerna?
R. Digamos que hay seis o siete que, en diferente medida, estamos implicados en el día a día (hablo solo de la web, no de los proyectos colaterales). Luego hay un hardcore de unos quince colaboradores. Pero se cuentan por cientos los colaboradores eventuales, los que se han prodigado con mayor o menor asiduidad sin llegar a entrar en ese hardcore.

El penúltimo chut

P. La entrevista es un género que está muy presente en vuestra web. ¿De cuáles de las entrevistas que has realizado hasta el momento te sientes más orgulloso?
R. Dentro de La Galerna, Lorenzo Sanz, Rubalcaba (DEP ambos), Míchel, Biriukov… La de Arbeloa fue un éxito inmenso, todavía aparecen por ahí citas de la misma que se han convertido en clásicos, y yo pienso: «¡Coño, eso me lo dijo a mí!». Algunos de los entrevistados luego se convertirían en socios y/o colaboradores, como Joe Llorente o Antonio Escohotado. Y otros simplemente en amigos de los que me precio enormemente, como Pepe Santamaría, historia viva del Madrid, 91 años de madridismo y sabiduría. Y D. Paco Gento, por supuesto, que da nombre a nuestro portal. Antes de La Galerna hice cientos de entrevistas en diferentes latitudes geográficas, en el curso del trabajo que antes contaba, entre ellas a varios jefes de Estado. Las mejores entrevistas no te las dan necesariamente los nombres más rutilantes. La entrevista (a ser posible cara a cara, claro) es la suerte periodística que más he disfrutado siempre. Me considero un escritor que tiene sus textos buenos, malos y regulares. Pero me tengo en cambio por un buen entrevistador.


P. ¿A quién te gustaría entrevistar para La Galerna?
R. Hay grandes personalidades madridistas que, sinceramente, me gustaría entrevistar utilizando su madridismo como excusa para luego hablar también de otras cosas. La Galerna se presta a ello, porque el componente gafapastoso que tenemos nos da esa transversalidad. Así, me encantaría entrevistar a Vargas Llosa, por ejemplo. También a Plácido Domingo, a quien preguntaría por la incalificable caza de brujas que ha sufrido. Hay grandes celebrities madridistas que también tendrían su morbo, como Russell Crowe o Jennifer López. Y luego ya, en el terreno exclusivamente deportivo, citaría a Cristiano, Van Nistelrooy y Redondo. Y a Mourinho. Y a Florentino, claro. En el lado de los villanos, el objetivo supremo es por supuesto Joan Gaspart. Le preguntaría lo que nadie le ha preguntado. Vamos a entrevistar a supervillanos del madridismo. Los muy hooligans se enfadan, pero es muy excitante.


P. ¿Nos puedes adelantar algunas de las actividades que tenéis preparadas para celebrar el sexto aniversario de La Galerna?
El día 21 de mayo, que es el aniversario exacto, tendrá lugar un acontecimiento planetario: el estreno mundial de Viento de galerna, la canción/himno/sintonía que el incomparable Pepe Begines (alma mater de «No me pises que llevo chanclas») ha compuesto para nosotros. Esta canción está entre las mejores cosas que me han pasado en la vida. Adoro a Pepe desde hace décadas y el que uno de mis ídolos se haya prestado a componer algo para La Galerna es una satisfacción tremebunda. Pepe es un genio musical y literario criminalmente infravalorado. La canción va a entusiasmar, no tengo la menor duda. Otra novedad será el comienzo de la venta de nuestro propio merchandising, que también echará a rodar con motivo del sexto aniversario. Para ello contamos con el extraordinario Marseille, que ha hecho unos dibujos magníficos que incorporaremos a nuestras camisetas, todas ellas adornadas por alguna frase famosa en la historia del Real Madrid. Es un buen momento para ser galernauta.


P. ¿Qué otros proyectos tenéis preparados para este año?
R. ¿Os parece poco, queridos amigos de VIVEonline?

«Frunce su rumor el mar. Los olivos palidecen. Cantan las flautas de umbría y el liso gong de la nieve»

P. ¿Cuáles son tus escritores y escritoras favoritas?
R. Diré cinco hombres para no extenderme: Kafka, Cortázar, Bioy Casares, P. G. Wodehouse y Juan José Millás. No tengo ninguna escritora favorita. Lo siento. Se me da mal imponer cuotas a mis placeres (excepto a algunos placeres en concreto, donde por el momento todo ha sido siempre cuota).


P. ¿Cuáles son tus libros favoritos?
R. Citaré otros cinco (no sé si son muchos o pocos): Amsterdam (Ian McEwan), Pedro Páramo (Juan Rulfo), La vida exagerada de Martín Romaña (Bryce Echenique), La voz a ti debida (Pedro Salinas), Romancero gitano (Lorca).

P. ¿Cuáles son tus géneros literarios favoritos?
R. No soy muy de géneros para la literatura. Me suelen gustar cosas que no son fácilmente encasillables. Para el cine o la música sí soy más de géneros.


P. ¿Cuáles son tus actores y actrices favoritas?
R. Citaré tres actores, aunque habría cientos: Jack Lemmon, Michael Caine y Cary Grant. En actrices soy de las dos Hepburn, Katherine y Audrey. Por cierto, mis compañeros de Real Madrid TV Noelia González y Eric McKee tienen una niña que se llama Katherine Audrey. ¿Cabe un doble nombre más cinéfilo y bonito? Soy muy de Julia Roberts como la más perfecta amalgama de gran actriz, gran estrella (ambas cosas no son lo mismo) y mujer atractiva.


P. ¿Cuáles son tus directores y directoras de cine favoritas?
R. Woody Allen, Billy Wilder, Clint Eastwood, Martin Scorsese y Hitchcock en los chicos, aunque hay muchos otros, claro. En las chicas, Sofía Coppola está a años luz de las demás. Soy muy fan de ella.

No todo es el fútbol

P. ¿Cuáles son tus películas favoritas?
R. Qué difícil. Voy a responder con algunos clásicos más alguna película raruna que el lector puede que no haya visto. Aunque en realidad hay clásicos que la gente cree haber visto y tal vez no sea así, como Cantando bajo la lluvia, que es la alegría de vivir hecha película y mucha gente la cree haber visto solo porque ha visto la eterna secuencia de Gene Kelly haciendo eso, cantar y bailar bajo la lluvia. Pero la película tiene mucho más que esa escena. Es una delicia de principio a fin. Es el musical que TIENE que gustar hasta a quienes odian los musicales (a mí no me entusiasman en general, pero este me encanta). Es de una modernidad apabullante y tiene muchos momentos de un descojone totalmente contemporáneo. Otros clásicos que me encantan son El tercer hombreEl hombre tranquilo El gran Lebowski (creo que ya se puede hablar de ella como de un clásico). Otras obras maestras menos mainstream que me entusiasman serían Whisky (película uruguaya de 2004) o Locke (con un increíble Tom Hardy).


P. ¿Cuáles son tus géneros cinematográficos favoritos?
R. Tarantino, que es un género en sí mismo a base de sublimar otros géneros. La comedia romántica es por otro lado el mejor género posible cuando se hace bien. También es cierto que es el que más rechina y repugna si se hace mal.


P. ¿Qué otras aficiones tienes? 
R. Además de la literatura y el cine, la música es otra de mis grandes pasiones. Mi grupo musical favorito es Sparks, relativamente desconocidos en España. Hay algún contenido sobre ellos en mi blog. Y hago apostolado de las películas, libros y canciones que me gustan con muchísima pasión.

P. ¿Cómo te definirías?
R. Me considero un buen entrevistador y tuitero, un articulista aceptable y un comunicador audiovisual solo un poco mejor que mediocre. Y no soy pariente del árbitro Ricardo de Burgos Bengoetxea. Si consideramos que ser de derechas consiste en aceptar que para que todos podamos prosperar un poco alguien tiene que prosperar muchísimo, soy de derechas. Y quiero dejar constancia de otra cosa: odio los emoticonos y los emojis.


P. ¿Les puedes enviar un mensaje de agradecimiento a tus seguidores y a los de La Galerna?
R. Claro. Gracias por seguirnos en estos seis años de galernismo. Gracias por ser diferentes, como nosotros. Gracias por vuestra pasión indisimulada y ridícula por el Real Madrid, aunque seáis gente cualificada y seria. La Galerna es un punto de debate sobre el Madrid, pero también es un lugar donde un alto ejecutivo bancario se vuelve a poner la camiseta de Raúl que su padre le compró de pequeño, o donde un electricista descubre a Scott Fitzgerald gracias a que su devoción blanca le conduce a Mario de las Heras. La Galerna es una cosa realmente cojonuda. Yo me limité a tener la idea, luego todo lo demás vino rodado.

Afición, devoción y mucho trabajo, este es Jesús Bengoechea. Coherente con sus principios este Jairzinho del periodismo nos ha dejado un semblante claro de su trayectoria profesional y personal. Valores enraizados por el equipo de sus amores y vivencias, muchas vivencias hacen de Jesús y de su creación, La Galerna, una forma distinta de entender el deporte y el madridismo. ¡Agradecidos Jesús por esta entretenida y entusiasta entrevista!

Redes sociales de Jesús Bengoechea

Web: jesusbengoechea.wordpress.com
Twitter: @JesusBengoechea
Instagram: @bengoechea.jesus
Facebook: @jesus.bengoechea.39

Redes sociales de La Galerna


Web:https://www.lagalerna.com/
Facebook: @lagalernamadridismo
Instagram: @lagalerna_
Twitter: @lagalerna_
YouTube: LaGalernaVideos

¿Eres simpatizante o socio de La Galerna? ¿Quieres comentarle algo a Jesús? Comparte y déjanos tus pensamientos ¡¡Muchas gracias!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.