ViveOnline

María Gutiérrez: «El currículum es una gran barrera de acceso a un empleo»

María Gutiérrez, CEO de Hiwook, no cesa en su incansable lucha por la igualdad de oportunidades en el acceso a un empleo, centrándose en el talento de los candidatos y dándole la espalda a cualquier tipo de currículum. Ha escrito un libro titulado «Talento y Diversidad: Las bases de la innovación y la competitividad»

En un país como España, con una tasa de desempleo tan elevada, descubrir, captar e integrar el mejor talento se ha convertido en un objetivo que marca la diferencia en consonancia con la actualidad. Los impedimentos que causan los severos exámenes que todavía continúan usando en buena parte de sus procesos de selección un sinfín de marcas y empresas (la edad, los estudios universitarios, los idiomas, los másteres…) están considerados por muchos expertos como un claro desaprovechamiento de talento.
 
Las nuevas tecnologías avanzan a pasos agigantados y tenemos que adaptarnos lo más rápido posible a ellas. En el ámbito de los recursos humanos y la selección de personal, los procesos de elección han ido cambiando más allá de un simple currículum y una entrevista personal en la que se decidía si una persona era válida o no para un determinado puesto de trabajo. En la actualidad, contamos con métodos complementarios que nos permiten conocer más allá de lo que el candidato quiere contarnos sobre él. 
 
En este espacio es donde surge la figura de María Gutiérrez, una acreditada ingeniera y psicóloga que es CEO de Hiwook. Descubre Talento Oculto. Sin Sesgos, una empresa emergente que ya está obteniendo un importante reconocimiento por parte de las múltiples empresas que confían en sus servicios. Esta start-up nos ofrece una potente herramienta llamada D-Talent que nos proporciona igualdad de oportunidad de acceso al empleo independientemente del sexo, la edad o procedencia a través de la tecnología. Hiwook deja de lado uno de los pilares tradicionales en los que siempre se ha apoyado la búsqueda de empleo: el currículum, centrándose en las habilidades y, sobre todo, el talento de los candidatos.
 
María, en su incansable búsqueda del talento perdido y/o desaprovechado, considera que recurrir al currículum es una estrategia demasiado obsoleta y poco eficaz a la hora de buscar un empleo. Aunque muchísimas empresas lo siguen teniendo muy en cuenta a la hora de elegir personal. 
 
También es la autora de un maravilloso libro titulado Talento y Diversidad: Las bases de la innovación y la competitividad, donde nos da, de una forma amena y bastante original, las claves para crear equipos más innovadores que aumenten la competitividad como son el fomento del talento y la diversidad. 
¿Eres un CEO?
P. ¿Cómo definirías tu carrera profesional hasta el momento y hasta dónde te gustaría llegar en tu profesión?
 
R. Mi carrera profesional la encuentro variada. Empecé desde muy jovencita ya a conseguir dinero siendo profesora. Luego estudié la carrera. Fui ingeniera. Muchísimas cosas. Con muchos departamentos. Creo que variada sería la mejor definición. 
 
¿Hasta donde me gustaría llegar en mi profesión? Pues a llevar a mi empresa a su más alto nivel global y a conseguir el propósito que todas las personas tienen igualdad de oportunidades de acceso al empleo sin ningún tipo de sesgos. 
 
P. ¿En qué consiste la labor de un CEO? 
 
R. Desde mi punto de vista en hacer que las cosas funcionen. Realmente en conseguir un propósito. En tener una idea muy clara y hacer que exista. Es algo tan simple como eso. 
 
P. ¿Por qué las empresas tienen que contratar a un CEO? 
 
R. Porque el CEO precisamente se dedica a hacer que las cosas ocurran y pasar de la idea al terreno. Y hay otras en personas que necesitan ya tener una dirección muy clara y esa es la tarea del máximo responsable de la compañía. 
 
P. ¿Cuándo comenzó tu interés por esta profesión? 
 
R. Realmente no sabía que era una profesión en sí misma. Al ser empresaria eso siempre me llamó muchísimo la atención. Realmente para mí es una forma de vida. 
 
P. ¿Todo el mundo sirve para ser CEO? 
 
R. Creo que nadie sirve para todo ni todo el mundo sirve para todo. Cada persona debe encontrar qué es lo que mejor se le da, cuáles son sus fortalezas que están en línea con sus objetivos y ya está. Unas personas servimos para unas cosas y otras para otras. No creo que  todo el mundo tenga que servir para lo mismo. 
CEO y soluciones
P. ¿Existe una formación reglada para trabajar como CEO? 
 
R. Entiendo que no, porque cada empresa es diferente. Aunque sí que existen, desde luego, unos conocimientos que todo el mundo tiene que compartir. Lo que hay que conseguir es que las cosas ocurran y ser capaz de gestionar una empresa con todo lo que eso conlleva en los diferentes ámbitos. 
 
P. ¿Es habitual el intrusismo en tu profesión? 
 
R. Realmente no sé a qué os referís con eso. Porque dirigir una empresa lo puede hacer cualquier persona. Entonces, no sé qué intrusismo podría haber ahí. 
 
P. ¿Hacia donde va el CEO? 
 
R. Hacia dónde va todo el mundo. Tener que gestionar entornos cada vez más complejos y ser más ágil. Hace a lo mejor 20 años se podían hacer planes a cinco años y era lo más óptimo, lo que se debía hacer, y ahora mismo hay que ser mucho más ágil que para eso.
Individuo vs trabajo colaborativo
P. En los procesos de transformación manejamos dos niveles: lo individual y lo colectivo. ¿Se pondrá más énfasis en el grupo que al individuo durante esta nueva crisis? 
 
R. Desde luego, las personas nos estamos todo el rato dirimiendo entre lo individual y lo colectivo. Queremos ser nosotros mismos y a la vez formar parte de un grupo. Esa dualidad es lo más humano que hay y desde luego nos ha servido para venir aquí. Habrá momentos en los que el grupo sea más importante y habrá momentos en los que el individuo sea más importante. La cuestión es el nivel de adaptación y si realmente lo que estás haciendo te lleva hacia dónde quieres ir de manera global. No solo vamos a decir que puedas tener éxito en uno de los aspectos y en el resto sea un fracaso. Para eso hay que equilibrarlo en todo momento. 
 
P. A pesar de todos los éxitos  logrados hasta el momento, ¿qué es lo que todavía te queda por aprender? 
 
R. ¡Pues muchísimo! Me queda todo por aprender. Me queda todo por hacer. Me queda, por ejemplo, llevar a la empresa al nivel al que la quiero llevar, a un nivel internacional, con una meta muy ambiciosa, con un propósito muy ambicioso de ayudar a millones de personas. O sea que fijaros en todo lo que me queda todavía por aprender para poder hacer eso. 
 
P. ¿Cómo es tu día a día laboral? 
 
R. Muy divertido, la verdad. Disfruto mucho. Hablo con muchas personas que quieren hablar conmigo. Hago las cuestiones que me gustan hacer. Yo diría que es muy divertido. 
 
P. ¿Cuál ha sido el mayor reto al que te has enfrentado en tu brillante carrera profesional? 
 
R. No creo que haya tenido una brillante carrera profesional. Ha sido con altibajos como la de todo el mundo. Uno de los mayores retos fue enfrentarme a un concurso de acreedores al que tuve que llevar a una de mis empresas y la verdad es que fue una cuestión difícil. 
 
P. ¿Cuál es la anécdota más divertida que te ha ocurrido en tu profesión? 
 
R. Me divierto tanto con lo que hago que no os lo sabría decir. Disfruto con todo el mundo. Me gusta disfrutar no de una manera puntual sino que soy una persona calmada y me gusta la diversión continuada más que picos de increíble alegría. No soy de esas personas. Soy más bien de diversión calmada. 
 
Competencias y adaptabilidad
P. ¿Nos puedes describir alguna situación profesional complicada de la que hayas salido airosa? 
 
R. Pues de ese concurso de acreedores del que os he hablado antes. Yo creo que es la situación más complicada que he tenido. 
 
P. ¿Qué consejos les darías a las personas que quieren dedicarse a tu profesión? 
 
R. Que lo tengan claro y que sepan que realmente es una profesión en la que desarrollan sus fortalezas. 
 
R. Hasta el momento, ¿de cuáles de tus proyectos estás más orgullosa? 
 
R. Desde luego del actual, porque Hiwook es el proyecto más vocacional que he hecho nunca y en el que de verdad está toda mi pasión. La verdad es que aunar la tecnología, la psicología y la empresa, que es todo lo que soy, me llena de satisfacción. 
 
P. ¿Cómo te ha afectado el coronavirus profesionalmente y personalmente? ¿Qué proyectos laborales o personales has tenido que cancelar a posponer por culpa de esta pandemia? 
 
R. Personalmente, por suerte, no he tenido ninguna afección. Mi familia está perfectamente. O sea que he tenido muchísima suerte. En lo profesional, es evidente que tenemos que ayudar al colectivo de personas que están en búsqueda de empleo. Por eso hemos reforzado muchísimo el canal de youtube para poder ayudar a todas estas personas. 
 
P. Uno de los principales objetivos empresariales en la era digital es la identificación de competencias distintivas en el ámbito laboral. ¿Cuáles de esas competencias tiene que tener una persona para poder dedicarse a tu profesión? ¿Cuáles son tus valores y competencias favoritas? 
 
R. En realidad, lo que tiene que tener una persona es el saber hacer y el encaje en valores que requiere la empresa. Cada empresa es diferente, cada persona es diferente, cada puesto de trabajo es diferente… Por eso no tengo valores y competencias favoritas. Lo que quiero es que las personas encuentren el sitio dónde verdaderamente encajen y eso hará también que las empresas salgan ganando al encontrar las personas que realmente tienen que tener en sus equipos. No tengo ninguna preferencia 
 
P. ¿Estás de acuerdo con nosotros en que los valores y las competencias son ahora mismo las grandes tendencias en el mundo empresarial
 
R. El saber hacer de la profesión, que son las competencias técnicas o específicas, es tan importante como las competencias soft. Pero, desde luego, no pueden ir la una sin la otra. Estoy completamente de acuerdo en que los valores y las competencias soft y los valores y las competencias hard son las que tienen que definir si una persona encaja en un puesto. 
El sistema «D-Talent»
P. ¿Por qué eres una ferviente detractora del currículum? 
 
R. Estoy absolutamente en contra de cualquier tipo de currículum, porque me parece que tiene un impacto social muy negativo al hacer que las personas no tengan igualdad de oportunidades de acceso al empleo. Es una gran barrera de acceso a un empleo. Por este motivo, estoy totalmente en contra del currículum. 
 
P. ¿Se han acabado los tiempos del currículum tradicional y han empezado los tiempos de las aptitudes demostrables? 
 
R. Espero que se hayan acabando los tiempos del currículum tradicional. Sin embargo, los tiempos de las competencias demostrables siempre han estado ahí. Desde siempre. Lo que pasa es que durante una época, durante los últimos 70 años, se ha generalizado el currículum. Pero siempre es mejor una prueba de trabajo. Siempre es mejor que la persona demuestre lo que sabe hacer. Así ha sido durante todos los tiempos y así seguirá siendo. Esperemos que dejemos el currículum atrás, que es precisamente cuando el candidato no puede demostrar lo que sabe hacer. 
 
P. ¿Existe discriminación en la selección de candidatos? 
 
R. Absolutamente. Por eso todo lo que hago en mi día a día es para luchar contra ello. 
 
P. ¿Qué sistemas utilizas con más frecuencia para determinar cuáles son los candidatos que realmente encajan en las necesidades de una determinada empresa? 
 
R. Hemos desarrollado en Hiwook un sistema que se llama D-Talent que, precisamente, es un nuevo proceso para hacer selección. Y lo implementamos en las empresas. Nosotros no hacemos selección. Solo lo implementamos en las empresas de nuestros clientes. 
 
P. ¿Cuáles son las etapas que sigues para reclutar los perfiles que las empresas solicitan? 
 
R. Como ya os he dicho antes, nosotros no hacemos selección. Lo que sí hacemos es implementar nuestro sistema D-Talent, que tiene varias etapas. La primera es una evaluación de competencias técnicas de forma automatizada, masiva y anónima, lo que permite la selección sin sesgos. Luego la empresa, por supuesto, le hace al cliente las entrevistas para encajar las competencias soft y encajar en valores. 
Comunicación y objetivos
P. También nos gustaría que nos hablaras un poco sobre tu experiencia como escritora, conferenciante y presentadora de un programa de radio
 
R. La verdad es que llevo muchísimo tiempo siendo conferenciante y formadora. En estos dos últimos años me he subido al carro de la escritura de un libro y de la presentación de un programa de radio. Eso me ha supuesto llegar a más medios de comunicación y he llegado a la conclusión de que la comunicación es una de mis áreas de fortaleza y me gusta potenciarla. 
 
P. ¿Cuál crees que es el secreto de tu éxito? 
 
R. (Se ríe). No sé si es éxito hasta dónde he llegado, pero desde luego si estoy en un gran momento de paz personal y profesional. Y haciendo y disfrutando de todo lo que me gusta. Eso sí que es mi éxito. 
 
P. ¿Cuáles de tus proyectos se han quedado completamente en el camino o en el olvido? 
 
R. Pues un proyecto que tenía hace años que se llamaba MuyMeYo. Fue una experiencia fallida, pero que puede ser uno de los detonantes de Hiwook. 
 
P. ¿Nos puedes adelantar algo sobre tus futuros proyectos? 
 
R. Mi futuro proyecto es hacer que Hiwook pueda ayudar a muchísimas personas, a millones de personas. 
 
P. ¿Les puedes enviar un mensaje de agradecimiento a todas las personas que están leyendo este artículo? 
 
R. ¡Por supuesto! ¡Muchísimas gracias por prestarme un poquito de vuestra atención! ¡Y muchas gracias a vosotros por todo! ¡Muchísimas gracias! 

Esta simpática CEO, ingeniera, psicóloga se ha convertido en una maga descubridora de talentos, gracias a su empeño, empatía y sobre todo vocación por lo que hace. ¡¡Gracias María por todo lo que nos has aportado en esta conversación!! Te seguimos en tu gran labor profesional.

Si quieres seguir a María Gutiérrez puedes hacerlo en:

LinkedIn: mariagutierrezmenendez

Blog: http://www.mariagutierrez.digital

Instagram: @mariagutim

 

Si te ha gustado la entrevista, por favor, comparte y comenta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *