ViveOnline

Noemí Guillermo: «Daría un riñón por llegar a escribir la mitad de bien que José Luis Garci»

Las manifestaciones cutáneas se han disparado en pacientes con coronavirus y dermatólogas como Noemí Guillermo, con sus conocimientos, lecciones aprendidas e ideas, se encargan del bienestar de nuestra piel.

Esta admirable licenciada en Medicina compatibiliza su profesión con colaboraciones en libros sobre cine como «El mago de Oz», «El libro del 80 aniversario», «El universo de Montgomery Clift» o «E-Motion pictures: El cine de José Luis Garci».

Experta en la vida y obra del cineasta alemán Fritz Lang, ha publicado «Mabuse. El eterno retorno» (Notorious Ediciones, 2019), un fabuloso libro dedicado al villano literario y cinematográfico por excelencia.

«Cuida de tu piel es la única que tendrás»
Los dermatólogos, unos profesionales acostumbrados a trabajar en la sombra, están jugando un papel muy importante durante la crisis del coronavirus, ya que la aparición de manifestaciones cutáneas o problemas en la piel son síntomas que están ligados a esta enfermedad. Estas alteraciones dermatológicas, que pueden aparecer en cualquier zona de la piel, son muy variadas: erupciones tipo rash (principalmente en el tronco), urticaria, irritaciones vesiculosas similares a la varicela…
 
Mantener la piel en un estado perfecto requiere de cierto empeño y entrega. Si quieres que tu piel conserve su frescura, el dermatólogo es la persona ideal para darte los consejos adecuados para tener un cuidado eficaz. Los dermatólogos son también médicos especializados en el tratamiento de enfermedades del pelo, las uñas y las mucosas como el acné, el envejecimiento cutáneo, la rosácea, las exantemas o erupciones, el cáncer cutáneo, los eccemas, la pérdida de cabello, las manchas en la piel, el vitíligo, la psoriasis y patologías de transmisión sexual.
 
El fascinante mundo de la dermatología no tiene secretos para la reputada dermatóloga Noemí Guillermo, una profesión que compagina con sus otras dos grandes pasiones: el cine y la literatura. Sus conocimientos sobre estas artes son tan extensos que Notorious Ediciones, una de las mejores editoriales patrias especializadas en el séptimo arte, la reclama habitualmente para que colabore en la mayoría de los libros dedicados al mundo del cine que publica. De sus manos han salido colaboraciones memorables en libros tan destacados como El universo de Gary Cooper 1939. El mejor año de Hollywood.
 
El nuevo libro de Noemí no nos deja indiferentes
Noemí es conocida en los círculos cinematográficos por ser una de las grandes expertas en Fritz Lang (MetrópolisM, el vampiro de DüsseldorfLos sobornados) y nunca se cansa de reivindicar la obra de este sobresaliente cineasta, santo y seña del cine expresionista alemán, junto a Murnau. Su devoción por el director austríaco es tan grande que, precisamente, su primera obra en solitario para la editorial fundada en 2005 por Guillermo Balmori y Enrique AlegreteMabuse. El eterno retorno (2019), está dedicada a un personaje literario y cinematográfico que ha protagonizado tres de sus películas: Dr. Mabuse, el jugador (1922), El testamento del Dr. Mabuse (1932) y Los crímenes del Dr. Mabuse (1960). 
 
Aunque el Dr. Mabuse (figura ficticia creada por el escritor luxemburgués Norbert Jacques) ha sido una gran fuente de inspiración para villanos literarios y cinematográficos posteriores, el más perverso de todos ellos es un completo desconocido para el gran público. La trilogía del Dr. Mabuse de Fritz Lang es una brillante metáfora sobre el dominio en la oscuridad, pero también es una tenebrosa mirada a la maldad humana en su peor expresión. Un mal que el propio director percibía como una manifestación escondida en la Alemania de aquella época. No en vano subtituló su primer filme sobre el siniestro psiquiatra, que con sus poderes hipnóticos funda una organización mafiosa, como Ein Bild der Zeit (Una visión sobre este tiempo). 
 
Con Mabuse. El eterno retorno, Noemí nos cautiva con uno de los mejores libros, relacionados con el cine, que se han publicado durante los últimos años a lo largo y ancho de los cinco continentes. Esta prestigiosa dermatóloga, filóloga y fritzlangóloga tarraconense escribe, con una inusual belleza y elegancia (a pesar de tocar temas tan crudos y oscuros), una detallada y fehaciente descripción sobre el malo por antonomasia. Esta encarnación de la vileza llegó a protagonizar, con suerte dispar, 13 películas y diversas novelas. El mundo editorial atraviesa una situación muy complicada y cada vez es más difícil encontrar en el mercado una obra tan arriesgada como esta; narrada con una insólita fundamentación, análisis y pasión que evidencia el intenso amor profesado al celuloide por su autora. 
 
El prólogo de este libro corre a cargo del gran maestro José Luis Garci, uno de los realizadores más importante de la historia del cine español, y el epílogo es de Luis Alberto de Cuenca, un poeta de veras, con mayúscula. ¡Casi nada! Después de leer Mabuse. El eterno retorno, estamos deseando que Noemí siga compartiendo sus inagotables conocimientos cinematográficos con todos nosotros en forma de un nuevo volumen. 
 
¡Bravo por Notorious por embarcarse en un proyecto tan temerario! Y enhorabuena a Noemí por salir airosa de este desafío.
«No sé hacerle el dobladillo a un pantalón, pero en la piel hago unos zurcidos estupendos»

Pregunta. Trabajas como dermatóloga y filóloga, estudiaste una licenciatura en Medicina por la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona y una especialidad en Dermatología y Venereología, graduada en Lenguas Modernas, con Máster en Cultura Audiovisual y Literaria por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, colaboras habitualmente en varios libros dedicados al mundo del cine, eres conocida por ser una de las grandes expertas en Fritz Lang que tenemos en España… ¿Cómo definirías tu carrera profesional en estos momentos y hasta dónde te gustaría llegar?


Respuesta. Si la comparas con la gente a la que admiro, me basta una palabra: breve. ¡Pero si aún no he hecho casi nada! Como médico, espero seguir aprendiendo día a día, ganando experiencia para que mis pacientes puedan beneficiarse. Como escritora, daría un riñón por llegar a escribir la mitad de bien que José Luis Garci.
 
 
P. Viniendo de letras, ¿por qué decidiste estudiar la carrera de Medicina?
 
¡No, fue al revés! Primero estudié Medicina y me especialicé en Dermatología. En mi tiempo libre intentaba perfeccionar el inglés, pero en la academia me aburría mucho y aprendía poco. Un día, curioseando por Internet, descubrí el grado de Lenguas Modernas. El plan de estudios me pareció un sueño. Me matriculé y aprendí una barbaridad. Como me quedé con ganas de más, me apunté al máster de Cultura Audiovisual y Literaria. Fueron cinco años inolvidables. Nunca he entendido por qué hay que elegir entre ciencias o letras. A mí me seducen ambas.
 
 
P. ¿Qué es lo que más valoras de tu trabajo? ¿Y aquello con lo que más disfrutas?
 
R. Dudo que exista una profesión más gratificante que la de ser médico. No hay dinero en el mundo para pagar lo que se siente cuando ves el brillo en los ojos de un paciente al que le explicas que la mancha que le quitaste era benigna, o la sonrisa de otro que vuelve y te cuenta que con el tratamiento que le pautaste se ha curado. Decidí estudiar Medicina porque quería sentirme útil, y cuando siento que lo he conseguido me voy a dormir la mar de feliz. Lo que más me divierte es el quirófano, disfruto mucho con un bisturí en la mano. No sé hacerle el dobladillo a un pantalón, pero en la piel hago unos zurcidos estupendos.
La dermatología: una ciencia que avanza a grandes pasos
P. ¿Cómo ha evolucionado la dermatología?
 
R. Los que tenemos la suerte de pertenecer al mundillo somos testigos de los avances tan alucinantes que se están produciendo en la medicina. En dermatología, la irrupción de los tratamientos biológicos hace 15 años supuso toda una revolución, ¡pero es que ahora estamos construyendo piel artificial con impresoras 3D! Es de no creer, parece ciencia ficción.
 
 
P. ¿Somos cuidadosos con nuestra salud dermatológica o nos queda todavía mucho camino por recorrer?
 
R. De todo hay en la viña del Señor… En general, observo una mayor concienciación respecto a la necesidad de protegerse del sol, y eso es un gran avance. Sin embargo, sigo regañando a muchos pacientes porque en vez de venir a consultarme le hacen caso a la vecina del cuarto y hacen auténticos disparates. Esa famosa crema que se vende en las farmacias para el herpes labial, por ejemplo, no solo no sirve para nada, sino que en muchos casos provoca unos eccemas de contacto tremendos.
 
 
P. ¿Hacia dónde va el futuro profesional de la dermatología?
 
R. Me preocupa que la técnica y las nuevas tecnologías dejen a un lado el factor humano. La teledermatología, tan en boga ahora por la pandemia, me parece un espanto. Yo necesito tener al paciente delante. Para llegar al diagnóstico necesito oler, tocar. Además, la relación médico-paciente necesita cercanía. No puedes decirle a una persona por teléfono que tiene un cáncer o una enfermedad crónica. Tienes que mirarla a los ojos, entender sus miedos y su angustia, y ella tiene que sentir que puede confiar en ti. La mayoría de las veces, una mano en el hombro cura más que una caja de pastillas.
El universo de Noemí
P. También eres una ferviente cinéfila y has colaborado en libros tan importantes como El universo de Ernst Lubitsch1939. El mejor año de HollywoodEl universo de Howard HawksEl mago de Oz. El libro del 80 aniversarioEl universo de Gary Cooper o El universo de Montgomery Clift, donde podemos observar que tu colaboración con Notorious Ediciones es muy amplia y productiva. ¿Cuál es tu libro favorito de todos los que has publicado para esta prestigiosa editorial?
 
R. Mi favorito es Fritz Lang Universvm. Creo que el de M es el mejor artículo de todos los que he escrito. También lo pasé muy bien preparando el texto sobre el león cobarde para El mago de Oz, porque leí la biografía de Bert Lahr (Notes on a Cowardly Lion, escrita por su hijo, John Lahr) y me pareció formidable. Se la recomiendo a todo el mundo.
 
 
P. ¿Qué biografía sobre un actor, actriz y/o director te gustaría escribir?
 
R. Pues la verdad es que no querría verme en ese brete, porque creo que para eso hay que conocer muy bien al personaje en cuestión. En cambio, estoy deseando leer la biografía de Fredric March que me he autoregalado para Reyes. Se llama Fredric March: A Consummate Actor, escrita por Charles Tranberg.
 
 
P. ¿Cúales son tus primeros recuerdos cinematográficos?
 
R. Aunque yo no lo recuerdo, mi madre siempre cuenta que la primera vez que entré en un cine me puse a gritar «¡Halaaa, qué tele tan grandeee! ¿Pero por qué apagan la luuuz?». Sí, tengo muy presente aquella tarde en que mi abuela Julia me llevó a ver Peter Pan (la de dibujos) al cine Palace de Reus. Llegamos diez minutos tarde y nos quedamos al pase siguiente para ver el principio. Pero no solo la volvimos a ver entera, sino que nos quedamos al tercer pase también. Tuvimos sesión triple. Sé que mi abuela está en el cielo porque ese día se ganó el salvoconducto.
 
 
P. ¿Qué significa el cine para ti?
 
R. Soy muy peliculera. De pequeña salía del cine imaginando que era la protagonista y volvía a casa montada en la bicicleta de ET o en el DeLorean de Marty McFly. Ahora que soy mayor tampoco ha cambiado tanto la cosa. Cuando se apaga la luz me meto en la historia y formo parte de ella. Los disparos consiguen estremecerme y los besos me hacen cosquillas en los labios.
Psicología y cine
P. Tu libro más importante, hasta el momento, es Mabuse. El eterno retorno (Notorious Ediciones, 2019), donde reivindicas la figura del doctor Mabuse como el villano absoluto de la historia de la literatura y del cine. ¿Cuándo empezaste a interesarte por este personaje?
 
R. Mi libro más importante… y el único. Pero bueno, Charles Laughton solo dirigió una película y fue una obra maestra, ¿no? (Nótese la ironía…) Mabuse ha sido un amor tardío. En primero de carrera, en la asignatura de Historia del Cine, el profesor nos dio una lista de más de 200 películas; debíamos elegir una y hacer un trabajo. Me llamó la atención M, y cuando la vi me deslumbró. Como soy un poco obsesiva, y lo que me gusta, me gusta mucho, me zampé toda la filmografía de Lang. Cuando le tocó el turno a Mabuse, no podía cerrar la boca del asombro. Me dejó totalmente cautivada.
 
 
P. El doctor Mabuse (Dr. Mabuse der Spieler) es una película muda alemana dirigida por Fritz Lang y estrenada en 1922. Está basada en la novela del mismo título de Norbert Jacques. Es la primera película de la serie sobre el personaje del Dr. Mabuse y será seguida por las secuelas sonoras El testamento del Dr. Mabuse (Das testament des Dr. Mabuse, 1933) y Los crímenes del Dr. Mabuse (Die Tausend Augen des Dr. Mabuse, 1960). ¿Cuál es tu película favorita de esta trilogía?
 
R. La primera, sin duda. Son casi cinco horas de metraje mudo, pero es que es tan hipnótica como su protagonista. La única pega que le pongo al Testamento es que dura demasiado poco. La tercera, siendo menos brillante que las dos primeras, no deja de ser una obra maestra. Me pasa lo mismo que con la trilogía de El Padrino. La tríada es extraordinaria.
 
 
P. ¿Cuáles son las principales semejanzas y diferencias entre el Dr. Mabuse de la novela y la película?
 
R. La película es muy fiel al libro. La diferencia principal estriba en la psicología del personaje. En la novela, Jacques describe de forma muy detallada los pensamientos, las emociones y las motivaciones de Mabuse, que es un villano de carne y hueso. En la película, debido a la imposibilidad de trasladar los monólogos interiores, Lang cambia las palabras por imágenes muy poderosas que convierten al mad doctor en una figura mucho más amenazante, más fantasmagórica.
Entre héroes y villanos
P. ¿Crees que las manipuladoras acciones del Dr. Mabuse son el preludio del horror nazi?
 
R. Sí, por supuesto. El Mabuse especulador pretende destruir el sistema bancario europeo, del mismo modo que la impresión de papel moneda carente de valor devaluó el marco. El Mabuse proletario lidera los estallidos de violencia y agita a las masas. Su adicción al alcohol refleja el vicio desenfrenado de los felices años 20. Pero sin duda, su talento más destacable es su capacidad para dominar la voluntad de sus víctimas, una década antes de que Leni Riefenstahl y la propaganda Nacional Socialista celebraran «el triunfo de la voluntad».
 
 
P. ¿Cuáles son los rasgos más llamativos del Dr. Mabuse? ¿Nos puedes hacer un breve retrato de uno de los villanos de ficción más célebres de la historia?
 
R. Mabuse es un doctor perverso, un tirano diabólico con una mente criminal que utiliza la hipnosis para controlar las mentes de sus víctimas y adopta diferentes identidades para realizar sus actividades delictivas, que incluyen el narcotráfico, las apuestas ilegales, la trata de personas, la impresión de dinero falso, el fraude bursátil, el terrorismo y el asesinato. Es violento, cruel, despiadado y alcohólico. Una joya, vamos.
 
 
P. ¿Qué otros villanos destacarías en el mundo del cine y de la literatura?
 
R. En el ámbito literario, me entusiasma el Ricardo III de Shakespeare, seguido muy de cerca por Lady Macbeth. En el cinematográfico, me encanta el Joker de El caballero oscuro (Nolan ha reconocido que se basó en Mabuse para concebir al personaje interpretado por Heath Ledger) y el Keyser Söze de Sospechosos habituales. Me da igual lo que piensen las del MeToo, Kevin Spacey me sigue pareciendo un actor extraordinario. Hay que aprender a separar la vida privada de la obra del artista.
 
 
P. ¿Cuáles han sido tus principales héroes literarios y cinematográficos favoritos?
 
R. De pequeña admiraba a Pippi Calzaslargas. Quería ser como ella porque siendo solo una niña vivía sola en una casa estupenda, tenía un caballo, poseía una fuerza descomunal y hacía lo que le daba la gana. Como yo también tenía pecas, me sentía muy identificada con ella.
 
Entre escritores y amigos
P. ¿Por qué te gusta tanto Fritz Lang?
 
R. Lang era un genio. Hay muy pocos cineastas que atesoren tal cantidad de obras maestras en su filmografía y que hayan influido tanto en directores posteriores. Desde el punto de vista personal, Lang me parece un ser fascinante. Su biografía es propia de cualquier personaje de sus películas, y tiene ese lado oscuro que resulta tan atractivo. De haberlo conocido, estoy segura de que me habría enamorado perdidamente de él.
 
P. ¿Cuáles son las principales características de la obra de Fritz Lang?
 
R. Su filmografía abarca casi todos los géneros (fantasía, aventuras, ciencia-ficción, noir, wéstern, thriller, bélico, drama) y sus temas recurrentes son la lucha contra el destino, la culpa, la deshumanización de las masas y la venganza. Como en todos los cineastas, hay mucho de su propia vida en su obra cinematográfica.
 
P. ¿Cuál ha sido la importancia de Fritz Lang y el expresionismo alemán en la historia del cine?
 
R. La influencia de Lang en el cine es descomunal. Fue uno de los padres de la ciencia ficción, del cine negro, del cine de espías y del cine de aventuras; inauguró el género del serial killer y fue el primero en usar el sonido como leitmotiv. Blade Runner nace de Metropolis, Indiana Jones de Las Arañas, el Dr. No del Dr. Mabuse, Seven de M… Sus películas han dejado huella en la arquitectura, en la moda… ¡Y fue el inventor de la cuenta atrás!
 
 
P: Tu libro cuenta con un prólogo de José Luis Garci y un epílogo de Luis Alberto de Cuenca. ¿Qué se siente cuando dos grandes de nuestra cultura colaboran contigo en una obra de esta envergadura?
 
R. Es como si juegas en Tercera Regional y de repente debutas en Primera de la mano de Leo Messi y de Cristiano Ronaldo. A Luis Alberto le quiero muchísimo, es un niño con cuerpo de señor mayor al que haces feliz regalándole un llavero con forma de dinosaurio que emite soniditos prehistóricos o invitándole a un ColaCao Shake. Jose es un regalo que me ha hecho la vida. Tenerle cerca es como entrar en el país de Oz: cuando está a tu lado, todo lo que te rodea pasa del sepia al Technicolor. Es la bondad con forma humana. Aunque yo creo que en realidad es un alienígena.
 
P. ¿Cuáles son tus actrices favoritas (españolas y extranjeras)?
 
R. Extranjeras: Barbara Stanwyck, Miriam Hopkins, Gloria Grahame, Audrey Hepburn, Scarlett Johansson, Noomi Rapace… Españolas: Julia Caba Alba, Tota Alba, Chus Lampreave…
 
P. ¿Cuáles son tus actores favoritos (españoles y extranjeros)?
 
R. Fredric March es mi amor platónico. No ha habido un actor más guapo en toda la historia del cine. También me gustan mucho Rudolf Klein-Rogge (el Dr. Mabuse), Edward G. Robinson y George Sanders. A Freddy solo le sería infiel con Matthew Macfadyen (el yerno tonto de Succession). De los españoles, José Isbert, Fernando Fernán Gómez, José Bódalo y Alfredo Landa.
 
P. ¿Cuáles son tus directoras favoritas (españolas y extranjeras)?
 
R. Ana Mariscal, Sofia Coppola (aunque la última, On the Rocks, no me ha gustado nada), Kathryn Bigelow, Isabel Coixet y Dorothy Arzner.
 
P. ¿Cuáles son tus directores favoritos (españoles y extranjeros)?
 
R. Fritz Lang, Billy Wilder, Ernst Lubitsch, Max Ophüls, Raoul Walsh, William Wyler. De los españoles, Berlanga, Buñuel y Garci.
 
Gustos para todo
P. ¿Cuáles son tus películas favoritas (españolas y extranjeras)?
 
R. Extranjeras: M, la trilogía de Mabuse, Ciudadano Kane, Una mujer para dos, Breve encuentro, la trilogía de El Padrino, Lost in Translation. Españolas: El camino, El cebo, El extraño viaje, El verdugo, El crack, Arrebato.
 
P. ¿Cuáles son tus géneros cinematográficos favoritos?
 
R. Me quedo con el noir clásico (Los sobornados, En un lugar solitario…), las de gángsters (todas las de James Cagney) y los dramones con final tristísimo, como Dejad paso al mañana, Ha nacido una estrella (la de 1937), Alemania, año cero o Million Dollar Baby. No soporto los happy endings. Si hablamos de series, me pierden las de narcos. Donde esté el polvo blanco, que se quiten los dragones.
 
P. La literatura es otra de tus grandes pasiones, ¿cuáles son tus escritores y escritoras favoritas?
 
R. En español, mi top three es para Galdós, Delibes y Vargas Llosa. Ah, y doña Emilia Pardo Bazán. En lengua extranjera, Shakespeare, John Irving y Murakami. Seguidos muy de cerca por Ray Bradbury, George Orwell, Kurt Vonnegut, Poe, Oscar Wilde, Noël Coward…
 
P. ¿Cuáles son tus libros favoritos?
 
R. Lo prohibido (Galdós), La sombra del ciprés es alargada y Mi idolatrado hijo Sisí (Delibes), La fiesta del chivo (Vargas Llosa), 1984 (Orwell), Cien años de soledad (García Márquez), Matadero 5 (Vonnegut), Ricardo III (Shakespeare), Nuestra ciudad (Thornton Wilder)…
 
P. ¿Qué libros nos recomendarías de los últimos que has leído?
 
R. Estoy acabando Cuerpos y almas, de Maxence Van der Meersch. Es un fresco de la sociedad médica europea de la segunda mitad del siglo XIX y la primera del XX. Me tiene cautivada. Es impresionante cómo describe las relaciones entre médicos y pacientes, el corporativismo, el arribismo, los avances de la medicina y los problemas éticos que conllevan… A quien busque una lectura más ligera le recomiendo Pantaleón y las visitadoras, de Mario Vargas Llosa. Nunca me he reído tanto con un libro. Ah, y Cuentos fantásticos, de Galdós. Es mágico.
 
P. ¿Cuál ha sido la última película que has visto?
 
R. Beasts Clawing at Straws, una coreana de un tal Yong-hoon Kim. Es muy original y entretenida, muy del estilo de Parásitos. Aunque últimamente veo más series que películas. Ahora estoy enganchada a Escobar, el patrón del mal. Es una serie colombiana magnífica, y su protagonista, Andrés Parra, es un actor portentoso.
«Estoy exactamente donde quiero estar»
P. ¿Qué otras aficiones tienes aparte de la medicina, la literatura y el cine?
 
R. Soy adicta al deporte. Empecé con el kung-fu y el patinaje artístico, jugué en un equipo de fútbol sala femenino y a los 18 empecé a nadar y ya no he parado, me hago 1500-2000 metros diarios. Tampoco puedo vivir sin la radio. No me pierdo Cowboys de medianocheRichard Vaughan Live (a Richard también le quiero horrores) ni la Crónica rosa de Federico. Me dan mucha pereza esos miembros de la intelligentsia que presumen de no saber quién es Belén Esteban. Yo me lo paso igual de bien hablando de Frasquito Ponte y Rosalía Pipaón (personajes de Galdós) que de Enrique Ponce y Anita Soria.
 
P. ¿Nos puedes adelantar algunos de los próximos libros en los que vas a colaborar?
 
R.En algún momento de este año, Notorious va a publicar El universo de William Wyler, libro en el que participo con dos artículos («Desengaño» y «Esos tres»), y un recopilatorio sobre las mejores películas de 1940, que incluirá otros dos textos míos («La carta» y «Más fuerte que el orgullo»). Espero que Guillermo y Enrique, mis editores, sigan confiando en mí para nuevas colaboraciones. Los libros de Notorious son maravillosos, y aparecer en ellos, un orgullo y un privilegio.  
 
P. ¿Qué otros proyectos tienes para este año?
 
R. Quiero escribir otro libro, pero la persona que va a colaborar conmigo es muy supersticiosa y dice que si lo cuento se gafa. La verdad es que tiene razón, porque el año pasado tenía un proyecto muy interesante y por culpa de la pandemia se fue todo al garete.
 
P. ¿Les puedes enviar un mensaje de agradecimiento a tus seguidores?
 
R. Mis followers de Instagram no cuentan porque casi todos son miembros de mi familia y me siguen para hacer bulto. El único comentario positivo que tiene mi libro en Amazon lo puso mi hermana y ni siquiera usó un nombre falso para disimular. Si alguien que no esté relacionado genéticamente conmigo se ha tomado la molestia de leer esta entrevista, quiero mandarle un abrazo enorme y darle las gracias de todo corazón. Y gracias a ti, Juanma, por este sensacional regalo de Reyes.

Estamos ante una persona que ha sabido conciliar la eterna diferencia «entre ciencias y letras». Su calidez y sencillez nos han transmitido que ambos conceptos pueden y deben viajar de la mano. Esta dulcinea de los entuertos nos ha demostrado que el sin par debate de las dos culturas no tiene secretos para ella y que la solución está en nosostros mismos. ¡Gracias Noemí por esta interesante y educadora entrevista!

Redes sociales de Noemí Guillermo

Instagram: @dra.noemiguillermo

¿Qué te ha parecido la entrevista? Puedes compartir y comentar   ¡¡Muchas gracias!!

22 comentarios en “Noemí Guillermo: «Daría un riñón por llegar a escribir la mitad de bien que José Luis Garci»”

  1. Hola Noemi, también he llegado a esta entrevista por el comentario de Luis Alberto de Cuenca en Cowboys de Medianoche. No somos familia genéticamente hablando pero si coincidimos cada viernes escuchando a Garci, Luis Herrero, el poeta y el fiscal (aunque en realidad cada vez son más las veces que escucho el programa en el podcast). Me ha encantado tu entrevista, has ganado un nuevo lector de tu libro y espero seguir sabiendo de tus nuevos proyectos.

    Mucha suerte y un abrazo.

    1. ¡Hola, Juan! Muchísimas gracias por tu comentario, me alegra que te haya gustado la entrevista. Como le dije a Teresa, si vives cerca de Madrid espero que vengas a verme a la Feria del Libro para conocerte y dedicarte tu ejemplar de Mabuse. ¡Un abrazo muy grande!

  2. Teresa Sánchez grande

    He leído el artículo porque lo recomendó Luis Alberto de Cuenca en Cowboys de Medianoche.No la conocía y me ha impactado todo lo que hace.Compraré algún libro suyo.Gracias.

    1. ¡Muchas gracias, Teresa! Ojalá el año que viene podamos celebrar la feria del libro para conocernos y poder dedicártelo. ¡Un abrazo!

  3. Gran entrevista! Acabo de llegar a ella tras mencionarla Luis Alberto de Cuenca en Cowboys de medianoche. Recuerdo a Noemí cuando participó en el programa al presentar su libro, y también he leído su maravilloso artículo en el libro Fritz Lang Universvm (muy recomendable, por cierto). Muy fan de Mabuse, aunque en mi caso mi favorita es la segunda, quizás porque fue la primera que vi y me dejó impactado. Toda la etapa muda de Lang me parece excepcional, inigualable (aparte de las muy famosas -Metropolis etc-, se habla poco de Spione o de Las tres luces, que son igualmente joyas). Encantado de compartir con la familia de Cowboys 🙂

    1. ¡Muchas gracias por tu comentario, Fran! Me hace ilusión que te acuerdes de mi paso por Cowboys, aquel día acabé defendiendo a Thea von Harbou hasta que le tuve que dar la razón a Eduardo, que decía que siendo nazi no podía ser tan buena… Spione y Las tres luces también están entre mis favoritas, tienes muy buen gusto. ¡Un abrazo muy fuerte!

  4. Miguel Angel García

    Pues, acabo de descubrirte gracias a Cowboy de Medianoche, que escucho desde hace años y no me ha defraudado, después de leer tu entrevistas, los halagos que te han hecho.
    No tengo, por tanto, ningún gen común contigo, ni soy tu hermana, ni tu hermano, , ni tan siquiera el cuñado sabiondo y pelmazo pero me has cautivado.
    Muchas gracias por haberme enseñado tanto en tan poco.
    Con mu mejor abrazo.
    Miguel Angel (1957 año de nacimiento)

    1. ¡Muchas gracias, Miguel Ángel! Doy fe de que no somos familia genética, pero si eres de los Cowboys es como si lo fuéramos. Que hayas aprendido algo de mí es el mejor halago que me puedes hacer, no sabes cuánto me alegro. ¡Un abrazo muy grande para ti también!

  5. FRANCISCO MÁXIMINO GONZÁLEZ OJELLÓN

    Me deja totalmente lleno todo lo que dices y de lo que hablas.Ahora no sólo eres mi dermatóloga y amiga entrañable ,sino que además te has convertido en una de mis escritoras que leeré siempre.
    Bravo por compartirlas!!

  6. Dra Noemí es un placer leer parte de su vida , eres una TODOTERRENO me alegro mucho de conocerla personalmente y dar fé de la calidad humana y humildad que la caracteriza, le deseo todo lo mejor que la vida le pueda seguir brindando un gran abrazo

  7. Paqui Martínez

    No puedo ser imparcial porque se trata de mi sobrina. Pero objetivamente creo que se ha ganado a pulso todo lo que está consiguiendo, su entrega y estusiasmo en lo que cree y hace es admirable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.